Época de balances y nuevos propósitos

Según los expertos, hacer una autoevaluación es el primer paso para establecer metas y definir cómo lograrlas.

Es 31 de diciembre y se acercan las doce de la noche. Uvas, maletas e incluso lentejas son reflejo de los deseos por alcanzar en el ciclo que está a punto de iniciar.

Suenan los campanazos y con ellos se renuevan propósitos, compromisos e intenciones para empezar el primero de enero con "pie derecho". Sin embargo, pocos meses después de finalizar un año las promesas se olvidan y los objetivos se postergan indefinidamente. Falta de tiempo y metas supuestamente inalcanzables se convierten en algunas excusas para justificar el incumplimiento.

 

Opinión de los especialistas

Expertos consultados por elempleo.com comentaron que es conveniente realizar un análisis al final de cada año para ejercer control sobre los proyectos iniciados y revisar qué logros se consiguieron en el periodo que está a punto de culminar.

Según Ana María Hernández, consultora Senior en e-hunters (empresa especializada en selección de profesionales y ejecutivos), un balance permite confrontar:

  • Las metas planteadas
  • Los resultados obtenidos
  • Las modificaciones que se hicieron en el camino

"Es la mejor forma de determinar cuáles fueron los procesos adelantados para alcanzar resultados", agregó.

Para Luis Salazar, gerente de S&S Consultores Asociados, esta autoevaluación ayuda a identificar las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas, una práctica que a su vez incentiva el mejoramiento continuo.

De otro lado, la coach certificada Inés Pardo aseguró que es conveniente establecer compromisos puntuales y, al finalizar el año, mirar qué se cumplió, porque hacer una revisión entre propósitos y logros permite medir el nivel de crecimiento.

Bajo este panorama es recomendable tomarse el tiempo suficiente y examinar con calma cuáles fueron los resultados obtenidos, los obstáculos superados y los nuevos retos para afrontar.

"Eso ayuda a determinar las lecciones que se aprendieron durante el transcurso del año. Este valioso análisis sirve para aprender de la experiencia e intentar ser cada vez mejores", aseguró Doriana Faccini, gerente de Human Dimensions, una firma especializada en consultoría y desarrollo organizacional.

 

Importancia de un análisis integral

El ejercicio no debe limitarse a resultados corporativos, porque el desarrollo profesional y personal son claves al momento de examinar la gestión adelantada durante el año.

De acuerdo con Miriam Plata, consultora organizacional, los balances también deben hacerse teniendo en cuenta logros y satisfacciones individuales.

"Es posible cumplir las metas del cargo y la empresa, pero puede que estas no coincidan con los intereses de cada persona", explicó.

Al respecto, Olga Serna, directora de Recursos Humanos en Cusezar, aseguró que un balance debe elaborarse de forma integral.

"No hay que mirar solamente el desempeño o si se obtuvieron los resultados esperados por la organización. Es conveniente analizar si se trabajó en equipo, cómo fueron las relaciones con jefes, subalternos y compañeros y en qué se debe mejorar", aseguró.

Por su parte, Ana María Hernández de e-hunters destacó que es recomendable tener en cuenta aspectos personales, profesionales, laborales e incluso familiares, porque evaluar todas las áreas de desarrollo facilita el  redireccionamiento  de actividades para identificar los puntos a corregir.

No obstante, al elaborar una revisión completa de la gestión anual, es útil establecer indicadores de gestión que permitan hacer un seguimiento al cumplimiento de los retos establecidos.

Estas guías, además de evaluar los resultados, son claves para analizar qué procesos se llevaron a cabo para alcanzar las metas.

"Sería ideal realizar mediciones, pero la mayoría de la gente no lo hace. Al final de cada año surgen toda clase de propósitos, pero sin fechas, ni términos concretos. Los indicadores permiten a la persona organizarse mejor y saber hacia dónde va", comentó Inés Pardo.

Los expertos también coincidieron en que para elaborar un balance es necesario ser objetivo, reconocer tanto habilidades como falencias, evitar las excusas, identificar causas de incumplimiento y reconocer aspectos por mejorar.

 

Artículo publicado en Elempleo.com

Diciembre 26, 2006

Copyright 2010 HDI Colombia
Bogotá D.C. Colombia, Celular: (57) 310-219 9203, info@hdicolombia.com

Powered by: Agencia WO S.A