La adicción al trabajo va más allá del compromiso

Si usted nunca descansa y vive estresado sin motivo aparente es posible que sufra de una enfermedad profesional.

Durante 10 años, una administradora de empresas que prefirió omitir su nombre, no tomó vacaciones y dedicó todo su tiempo al empleo que tenía como gerente en una empresa de entretenimiento.

Desde entonces, ella ha enfrentado las consecuencias que conlleva una adicción al trabajo.

Aunque esta mujer la apasionaban sus labores de oficina reconoce que el no tener hijos ni pareja, además de una remuneración aceptable, fueron aspectos que hicieron más notorio su apego excesivo a un empleo por casi una década. Nadie duda que en ocasiones trabajar más de la cuenta, comprometerse con el cargo y ponerse la camiseta por la empresa puede generar admiración tanto de jefes como compañeros.

Sin embargo, pocos conocen las consecuencias negativas que estas situaciones causan, si se convierte en hábitos e incluso un estilo de vida.

Expertos en recursos humanos identifican el perfil del adicto a un empleo y brindan pautas para superar o sobrellevar este exceso.

Para Doriana Faccini, gerente de la firma especializada en desarrollo organizacional Human Dimensions, la obsesión por el trabajo es un fenómeno cada vez más común en la sociedad moderna y se presenta cuando no existe un balance adecuado entre las actividades personales y laborales.

"Generalmente las organizaciones premian a aquellos empleados que pasan más tiempo del habitual en la oficina y a los que están dispuestos a dejar de lado sus compromisos familiares o individuales con tal de cumplir con sus responsabilidades de oficina. Esto genera que muchas personas busquen a toda costa superar las expectativas en una empresa y, así, se van convirtiendo en adictos al trabajo", agregó.

 

Perfil de los adictos al trabajo

De otra parte, según la consultora asociada de Career Partners Internacional, Andrea Gómez Cubillos, los “obsesionados” con su empleo se caracterizan por:

  • Buscar cualquier excusa para quedarse en la oficina
  • Hacerse cargo de funciones que no les corresponden
  • Llevarse las tareas pendientes para la casa
  • Otorgar excesiva importancia al reconocimiento de sus jefes
  • Descuidar su vida su personal
  • Concebir el cargo que desempeñan como el aspecto más importante de su existencia.

Según Andrés Rojas, psicólogo y especialista en mercadeo, los adictos al trabajo también presentan conductas de dependencia a dispositivos electrónicos como celulares, agendas electrónicas y computadores portátiles.

Además de ser controladores, perfeccionistas, temerosos al fracaso, no salir a vacaciones y tener pocas o ninguna actividad recreativa o social.

En el concepto de este especialista, quienes están obsesionados por un empleo no suelen delegar actividades y cuando lo hacen ejercen una estricta vigilancia, incluso sobre los detalles más insignificantes.

"Algunas de estas características también las tienen personas exitosas, pero no son adictas al sus trabajos. La diferencia está en saber poner límites y dedicarle más tiempo a actividades diferentes a las de oficina" opinó Inés Pardo, coach certificada de Altos Ejecutivos.

Los especialistas coinciden en que algunas consecuencias de la obsesión por un empleo son relaciones personales o familiares poco satisfactorias, ausencia de espacios para compartir con hijos, pareja o familiares y limitación del círculo de amigos al entorno laboral.

En estos casos, los divorcios son más frecuentes y la explicación que justifica el exceso de trabajo suele ser la posibilidad de llevar dinero extra al hogar.

 

En cuanto a las secuelas para la salud, la adicción laboral puede desencadenar fatiga, estrés, insomnio enfermedades estomacales o cardiovasculares, úlceras y migraña, entre otras.

Myriam Plata Bermúdez, psicóloga, consultora y docente universitaria, comentó que en algunos casos los funcionarios que laboran en áreas financieras como contabilidad, tesorería, presupuestos, nómina, administración y costos son los más propensos a convertirse en adictos al trabajo.

Los especialistas también señalaron como perfiles propensos a esta “enfermedad” los abogados, periodistas, economistas, empleados de áreas comerciales y ejecutivos de alto nivel entre 35 y 40 años.

Sin embargo aclararon que detrás de un adicto al trabajo no siempre que existe una motivación económica o un deseo de reconocimiento laboral.

Finalmente, para contrarrestar una obsesión por su empleo, los expertos recomiendan identificar los síntomas y, de ser necesario, contactar a un especialista para iniciar el tratamiento adecuado para cada caso.

 

Adicción laboral, ¿cómo superarla?

La obsesión por el trabajo, como cualquier adicción, necesita de tratamiento y solo puede ser dominada si existen voluntad y acciones concretas.

Para Doriana Faccini de Human Dimensions, el inicio se logra cuando existe un nivel de consciencia elevado.

Otras alternativas para enfrentar esta situación pueden ser equilibrar el tiempo personal y laboral, delegar ciertas funciones, regular tanto el sueño como la alimentación, planificar las tareas y ampliar el núcleo de amigos.

En este contexto, la administradora de empresas que fue adicta al trabajo, reconoció que se decidió a superar este problema solo cuando le diagnosticaron jaqueca migrañosa crónica, enfermedad por la que recibió una incapacidad de 30 días que debía tomar fuera de la ciudad para que nadie la contactara por motivos laborales.

En esa ocasión viajó a un lugar donde pudo reposar y dedicarse exclusivamente a descansar. Cuando regresó a su empleo logró tranquilizarse y su carga laboral bajó, entre otras razones porque la compañía contrató a dos auxiliares y la situación fue manejable.

Sin embargo, Inés Pardo de Altos Ejecutivos comentó que superar la adicción al trabajo requiere un adecuado proceso de acompañamiento, aparte de la necesidad de ser consciente que es necesario cambiar los comportamientos en la oficina, aprender a usar el tiempo y fijar prioridades.

"Hay que ser muy responsables en el trabajo, pero no permitir que el empleo lo domine, porque por demostrar eficiencia y capacidades para todo puede causar serios problemas familiares, laborales y personales a largo plazo", puntualizó la ex adicta al trabajo.

 

Artículo publicado en Elempleo.com

Agosto 15, 2008

Copyright 2010 HDI Colombia
Bogotá D.C. Colombia, Celular: (57) 310-219 9203, info@hdicolombia.com

Powered by: Agencia WO S.A