Las claves para una entrevista exitosa

Expertos en recursos humanos brindan pautas para afrontar este encuentro decisivo con una compañía.

Los viejos tiempos en los cuales las entrevistas de trabajo eran simples relaciones de grados, cargos desempeñados y aspiración salarial pasaron de moda.

Ahora el aspirante a un cargo ejecutivo debe tener en cuenta atributos como la capacidad para relacionarse, una visión innovadora, la descripción de habilidades y fortalezas, el sentido de planeación y el pensamiento estratégico.

Los tiempos han cambiado, y por lo menos el candidato a un cargo directivo debe mostrar su pericia en tecnología, tener capacidad para resolver conflictos y saber comunicar, afirma la experta en selección de personal María Cristina Carroll, quien advierte que los empresarios buscan no solo personas capacitadas sino que demuestren sentido de pertenencia y valores éticos.

 

Tenga en cuenta los nuevos requerimientos

Las entrevistas de personal por competencias procuran encontrar rasgos de comportamientos en el pasado de la persona que sean exitosos y que sirvan de predictores del desempeño actual para un cargo específico, señala Carroll.

Para ello se valen de preguntas que indagan competencias, conocidas como preguntas de incidentes críticos o de eventos conductuales. Ejemplos de ellas son:

? Señale un caso de una sugerencia o idea nueva que le haya propuesto un supervisor en los últimos seis meses

? Describa las tres mayores responsabilidades de su último trabajo.

Las empresas en su afán de responder a las exigencias del mercado y las del consumidor, procuran desarrollar productos y servicios de la mejor calidad, acorde a las normas internacionales de certificación que les permita exportar y ser más competitivos, señala Martha Alles.

Por esta razón lo que se buscan son personas que piensen estratégicamente, que sepan trabajar en equipo y faciliten los procesos de planeación.

Según, Irma Guerrero, sicóloga organizacional, ya es obsoleto el concepto de cantidad y lo que se privilegia es la calidad.

"Las empresas - señala - se han concientizado de que los trabajadores son la esencia de toda organización y que son quienes aportan conocimientos, habilidades, destrezas y demás características humanas para la mejora de los productos. La idea es la siguiente: "si tenemos productos que pueden competir en el mercado, tenemos trabajadores competentes".

Un reciente estudio de la Universidad Externado de Colombia, indica que las personas durante la entrevista deben tener presente las siguientes características:

-          Claridad conceptual -no hablar más de lo necesario.

-          Rehusar de los eufemismos

-          Saber escuchar

-          No interrumpir al entrevistador

-          No hablar mal de sus empleos anteriores ni de sus compañeros y mostrar sus puntos fuertes, eso sí sin parecer petulante.

Entre estos últimos puntos es importante relacionar los aspectos más sobresalientes: aptitudes, conocimientos, logros y contribuciones.

Doriana Faccini, gerente de Human Dimensions, señala que en el mundo actual cada vez es más importante la selección por competencias, de modo que el entrevistado debe tener claro los objetivos del cargo para el cual se está postulando.

Aunque los títulos son importantes y en ciertas ocasiones son vitales en la selección, los directivos de recursos humanos y las compañías cazatalentos se fijan mucho en la capacidad de las personas para relacionarse. "De nada sirve la cantidad de grados, maestrías y doctorados si existen dificultades para comunicarse", afirma Carroll.

 

Lo que no se debe hacer

Es importante, señala Carroll, tener en cuenta otras normas básicas con el fin de ser exitoso en la entrevista:

-          Por ejemplo, no se debe exagerar todas nuestras cualidades, dando la imagen que somos perfectos y que todo lo hacemos bien. Suele ocurrir que el entrevistador entonces puede preguntarnos sobre diversas materias que hemos señalado.

-          Hay que ser serios y objetivos. Si no se domina a la perfección el inglés o cualquier otro idioma, se debe ser sincero. De lo contrario es posible que el interlocutor haga la entrevista en el idioma señalado y dejar en evidencia que lo afirmado es mentira.

Otros errores en los que se cae en ocasiones son los siguientes:

-          Comportarse de forma grosera o maleducada, o con un excesivo aire de superioridad.

-          Contar detalles personales o situaciones familiares, tratando de despertar la compasión de nuestro entrevistador.

-          Actuar, sin mostrarnos tal y como somos. Una cosa es disimular un poco nuestros puntos más débiles y otra presentar una persona que no es ni parecida a la real.

-          Fumar sin pedir permiso.

-          Tomar una postura de relajación demasiado cómoda, dando sensación de apatía o desgana. Hay que estar sentado con una postura firme y recta.

-          Si va de traje, quitarse la chaqueta y quedarse en mangas de camisa; o quitarse la corbata.

-          En todo momento debemos evitar gesticular demasiado o hacer aspavientos, ya que puede denotar un cierto nerviosismo.

-          Tampoco debemos en ningún momento, levantar la voz, o perder los nervios. Si consideramos que alguna pregunta o hecho no es razonable, hay que comentarlo de buenas maneras.

 

Artículo publicado en Elempleo.com

Noviembre 1, 2005

Copyright 2010 HDI Colombia
Bogotá D.C. Colombia, Celular: (57) 310-219 9203, info@hdicolombia.com

Powered by: Agencia WO S.A