Coaching: toda una actitud de vida

Un proceso guiado por especialistas permite a todo el equipo de trabajo desarrollar su potencial y productividad.

Escrito por: Doriana Faccini, Gerente de Human Dimensions

¿Ha oído hablar de coaching? Seguramente sí, y quizá piense que es una nueva “moda” de la administración moderna.

 

En esta oportunidad quiero contarle qué es y cómo, además de ser un excelente instrumento para el desarrollo organizacional, es un estilo de vida.

Sin embargo, si usted es de las personas a las que le gustan y además necesita las definiciones, aquí van algunas:

El coaching puede entenderse como un proceso de acompañamiento personalizado en el cual el coach actúa como “tablero de resonancia” de su cliente (coachee), a quien le ayuda a identificar sus propias potencialidades y sacar el mejor provecho de ellas para beneficio propio y el de otros involucrados: la organización, su jefe, sus compañeros de trabajo y su familia.

También implica ayudar a que las personas logren con eficacia sus objetivos en diversos niveles, cubriendo el vacío existente entre lo que son y lo que desean ser.

De igual forma es un modelo que utiliza una metodología estructurada y eficaz, mediante aproximaciones metódicas que permiten trabajar en la mejora del rendimiento y en el desarrollo del potencial de la gente.

De hecho es ampliamente utilizado por las organizaciones que cuentan con un modelo de competencias.

Con respecto a las habilidades que se requieren para ser un coach eficaz, primero y muy importante, debemos aclarar que para dar necesitamos tener y es así como un coach debe inicialmente trabajar en sí mismo, en su crecimiento personal y en la expansión de su nivel de conciencia.

En este sentido, un coach eficaz practica la escucha activa y oye más de lo que habla, formula preguntas poderosas a su cliente para sacarlo de la zona de comodidad, promoviendo el “darse cuenta” e impulsándolo a asumir retos importantes que lleven al cambio.

Algunos, aportes del coaching para las organizaciones son el desarrollo del potencial de los empleados, el incremento en el rendimiento, el aumento de la motivación, el refuerzo de la autoestima y una mejora en las relaciones entre directivos y colaboradores.

Proceso integral

En el coaching, la corporalidad juega un papel definitivo tanto en el proceso (lenguaje no verbal de las dos partes) como en la formación del coach (reconocer como su cuerpo forma parte activa de ese darse y comprender al otro).

Además, un coach siempre está atento, no solo a las expresiones verbales de su coachee sino también a lo que no expresa con palabras.

Bajo este panorama, la inteligencia emocional es parte primordial del coaching y el coach debe saber reconocer las emociones tanto propias como las de su cliente, aceptarlas y utilizarlas de la manera más apropiada para obtener un resultado positivo en la interacción.

Por eso, el coach eficaz y comprometido honra un código de ética tanto personal como el de la asociación o grupo al que pertenezca en su práctica.

Complementariamente en un proceso de coaching reinan el respeto, la confianza y la confidencialidad, porque ambos miembros se encuentran al mismo nivel: ninguno es o sabe más que el otro.

En esta relación las dos partes aprenden y es el coach quien conduce la sesión hacia el destino que le ha señalado su coachee, en una interacción que podríamos llamar de espiral, debido a que se puede llegar al mismo punto de partida pero en otro nivel de conciencia.

Finalmente es importante resaltar una palabra definitiva para un proceso de coaching: intuición. ¿La razón? Por más teoría que conozcamos, entrenamientos y prácticas de coaching que realicemos, metodologías y reglas que sepamos de memoria, un coach eficaz siempre se preciará de cultivar un alto nivel intuitivo tanto en su práctica como en su vida.

De esta forma, el coaching no es solo un asunto de moda sino un estilo de vida, una actitud que exige dar lo mejor de sí mismos a favor de esa otra persona que se encuentra enfrente esperando iniciar su viaje de autorreconocimiento en compañía de un guía que ya ha recorrido ese camino.

Artículo publicado en Elempleo.com y Portafolio

Julio 4, 2006

Copyright 2010 HDI Colombia
Bogotá D.C. Colombia, Celular: (57) 310-219 9203, info@hdicolombia.com

Powered by: Agencia WO S.A